La Torzida en el Carnaval de Piñata de Astorga 2017

9 marzo, 2017
por La Torzida
Un año más, la Torzida y las Escolas hemos participado en la Piñata de Astorga como colofón a la temporada carnavalera. Por la mañana hemos quedado todos en nuestro local de Santovenia, donde se ha fletado un autobús lleno de emoción, ganas y buen humor en dirección a la localidad leonesa. Para aprovechar las dos horas y pico de viaje, hemos hecho varios “talleres” al fondo del autobús: pintura de cara, pestañas postizas, peluquería… todo para que al llegar estuviésemos listos con nuestro look burlesque para nuestra primera actuación del día en la plaza del ayuntamiento.
1. Maquillaje en el bus
A pesar de la amenaza de lluvia, viento e incluso nieve, al llegar nos encontramos con un agradable día soleado, y con la alegría en el cuerpo y los instrumentos a cuestas, nos dirigimos al ayuntamiento para dejar nuestras cosas y hacer temblar la Plaza Mayor al ritmo de La Torzida.
Nuestros escolares han sido unos groupies ejemplares, sonriendo en todo momento, animando al personal e incluso bailando en el círculo de merengue, así que el público ha quedado tan encantado con nosotros que no querían dejarnos parar para comer!!
Pero ya las tripas rugían y nos dirigimos al restaurante, donde un menú abundante y delicioso nos esperaba: menestra, carrillera, natillas, cafés, alguna siesta que otra… Nuestro trabajo nos costó levantarnos de la mesa con el estómago tan lleno, pero el desfile de Carnaval nos esperaba y había que cambiarse al segundo disfraz del día, el medieval de la temática torzida-carnavalera 2017 .

El despliegue de atuendos, carrozas y temáticas era impresionante, y como este año salíamos los últimos cerrando el pasacalles, aprovechamos para sacar unas cuantas fotos con algunos de los más llamativos. Poco a poco, escolares y torzidos nos fuimos situando y concienciando para el extenso pasacalles que nos esperaba, y dirigidos por Miguel emprendimos la marcha a ritmo de reggae, avenida y samba afro ante las sonrisas y bailoteos del abundante público.

 

 Al terminar, un merecido ratito de cañeo y tapeo para recuperar fuerzas mientras esperábamos el veredicto del jurado, que por desgracia este año no nos fue favorable porque la competencia era increíble (ganaron las nubecillas), y regresamos a nuestro autobús en un viaje un poco más silencioso que el de la ida, muy comprensible por el gran esfuerzo llevado a cabo durante todo el día.
Volvemos a Pucela con la satisfacción de unos Carnavales 2017 perfectos, un colofón en Astorga impecable, muchas ganas de descansar, pero también muchas nuevas ideas brotando ya para el Carnaval 2018.
¡Axe!

Sobre el autor

Ver no es mirar...
Toda una vida colgada de un tambor.
La música me empuja y me anima.